EL SUEÑO DE UN ÁRBOL

Un árbol es un mapa en crecimiento que no sabe de escalas. Lo minúsculo observado de cerca se transforma en un abigarrado universo. No existe diferencia entre una brizna de hierba y una secuoya gigante. Es el ojo quien marca la distinción cuando trata de medir el espacio. En el sueño el árbol no tiene medida, tampoco en la memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s